Escort tobalaba: Qué complicado es ser escort de lujo

Escort tobalaba: Qué complicado es ser escort de lujo

Cualquiera que sea su trabajo, a menudo es difícil encontrar el equilibrio perfecto entre el trabajo y la vida privada. Pero cuando su trabajo implica acostarse con gente por dinero, ese equilibrio puede ser aún más difícil de lograr. Entre las primeras citas y las relaciones largas, las trabajadoras sexuales a veces tienen dificultades para decir a sus parejas a qué se dedican. Si por el contrario eres una persona que quiere contratar los servicios de una escort de calidad os recomendamos visitar la web de Haren Chile

 

Cuando trabajaba como stripper, decidí dejar mi vida amorosa en suspenso. Vender la idea misma del sexo a los hombres todas las noches me había hecho querer compartir mi intimidad con cualquiera. Mucho después de dejar este trabajo, conocí a hombres que parecían obsesionados con mi pasado. O estaban decepcionados o extrañamente entusiasmados con la idea. Pero mi experiencia no es nada comparada con lo que tienen que pasar las personas que tienen sexo por placer o por las necesidades de su profesión. Hablé con varias trabajadoras sexuales para que me contaran un poco más sobre su vida amorosa.

“La mejor relación que he tenido fue con un GIGOLO
Dos de mis citas potenciales reaccionaron drásticamente diferente. Un tipo me suspendió y me dijo: “No, porque eres una prostituta”, y el otro dijo: “Sí, porque eres una prostituta”. Siento que no pueden verme como la persona que soy. Y entiendo muy bien que tienen problemas para procesar esta información, pero hay bastantes chicos que sólo están buscando experimentar con nuevas cosas sexuales – si esa es la única razón por la que quieren salir conmigo, pueden repasar.

Mi última relación duró dos meses y medio. A menudo me preguntaba cómo había ido mi día, pero nunca quise hablar de ello. Sí, compartí una parte de mí con un extraño, pero no quería que mi novio pensara que no estaba con él. La cosa es que me gusta mucho mi trabajo. ¡Incluso me encanta! Tengo orgasmos todo el tiempo. Pero me niego a decírselo a mis novios, porque no quiero que se pongan celosos.

La mejor relación que he tenido fue con un gigoló. Eso fue asombroso. Estábamos perfectamente cómodos y podíamos hablar de cualquier cosa. Un día, mientras estábamos en el restaurante, oímos a dos amantes hablando de sus respectivos días – estaban hablando de propuestas de trabajo, presentaciones en PowerPoint, cosas por el estilo. Así que le pregunté a mi novio qué había hecho hoy, qué le dijo: “Oh, yo hice una mujer, ¿y tú?” Le dije: “Me cogí a un hombre con un consolador de cinturón”. Nos reímos mucho. Desafortunadamente, rompimos porque yo tenía hijos y él era un poco más joven que yo, no tenía nada que ver con nuestro trabajo.

Creo que algunas prostitutas pueden ser muy ingenuas a la hora de encontrar pareja – cuando terminas saliendo con alguien, tiendes a tomar mucho más de lo que deberías. Es por eso que prefiero estar soltera, es menos complicado.

 

Please login to comment on this blog