Putas en Chile

Putas en Chile

Putas en Chile


Primero tenemos que decir que la prostitución en Chile no es legal, pero tampoco ilegal. La prostitución sólo es penada cuando involucra 3 factores: uno, menores de edad; dos, trata de personas y tres, acceso carnal por la fuerza. Si no están estos factores, el comercio sexual no es penalizado.

 

Para resumir, se plantea que “Nuestra Constitución Política reconoce el derecho a desarrollar cualquier actividad económica que no sea contraria a la moral, al orden público o a la seguridad nacional, con la condición de que se respeten las normas legales que la regulen”. Ante la ambigüedad de estos preceptos los autores del artículo se cuestionan, ¿cómo reconocemos entonces una actividad económica lícita –y que por ende posee resguardo constitucional- de una ilícita, sin amparo alguno? Las críticas al ejercicio de la prostitución, entendida como la explotación comercial del cuerpo, se basan entonces solo en términos morales y no jurídicos, por lo tanto, no puede perseguirse por el solo ministerio de la Ley, ya que no está regulado y además seria anticonstitucional.

 

La normativa vigente incluso obliga a las trabajadoras (es) sexuales a mantener controles sanitarios para prevenir algún contagio. Es decir, la prostituta o el prostituto deben hacerse chequeos médicos y mantener un carné o certificado de sanidad que indica que está en condiciones sanitarias óptimas libre de enfermedades de transmisión sexual. Cabe consignar que esos chequeos los paga el Estado.

 

En ese sentido y como no está regulada directamente, la prostitución se disfraza bajo la pantalla de otras actividades relacionadas porque, por ejemplo, si bien existe en Chile la patente comercial de cabaret, esta no permite que se concreten relaciones sexuales en su interior. Tampoco se permite bailar en el local. Sólo se permite el show erótico, que puede incluir desnudos e incluso sexo explícito en el escenario, pero si un cliente desea los servicios sexuales de una de las mujeres, deben llevarlas fuera del local.

 

Glosario de la Prostitución

En un cabaret existen las bailarinas exóticas o eróticas, que realizan topless o desnudos totales; las “copetineras”, término nacional para describir la función de la mujer que “saca” tragos o copetes (de ahí su nombre) a los clientes. En ambos casos, no necesariamente son prostitutas. Algunas sólo bailan, otras solo ofrecen compañía, pero son las pocas. La gran mayoría sí ejercen el comercio sexual. También existen los llamados “cafés con piernas”, donde las mujeres sirven y ofrecen café y compañía en ropa interior. Si el cliente quiere “algo más”, debe pagar adicional por ese servicio y concretar el contacto íntimo fuera del local.

 

Pero en la práctica, la gran mayoría de los cabarets tienen dormitorios equipados con al menos una cama, o bien cuentan con “privados” donde se realizan “bailes privados” que pueden incluir sexo oral o de otro tipo. En el caso de los llamados “cafés con piernas”, también pueden existir privados que cumplen la misma función.

 

El comercio sexual también se ejerce de forma privada, con las llamadas escorts, que son prostitutas de alto nivel y ofrecen sus servicios vía Internet, redes sociales, avisos en periódicos o simplemente “por datos”. Los valores son más altos que lo que cobra una prostituta “corriente” de cabaret o café con piernas porque el servicio es personalizado, supuestamente más higiénico porque normalmente cuentan con departamentos propios o arrendados para esos efectos. No obstante, no hay como saber si estas mujeres tienen o no sus controles sanitarios al día.

 

Y finamente está el comercio sexual callejero, el que se ofrece en la vía pública, principalmente por parte de travestis y homosexuales, y que se concreta en un motel, en el auto del propio cliente o simplemente en la calle.

Please login to comment on this blog