Escort o Prepago

Escort o Prepago

Escort o Prepago


Resulta que a las prepago les salió una fuerte competencia. Se trata de ‘las convenientes’: son mujeres que, aunque no les ponen tarifa a sus servicios sexuales, hacen lo mismo, pero con una conquista de por medio. Aquí es donde aparecen los que se ‘apadrinan’ de un narcotraficante, les presentan a sus amigas, que generalmente son actrices, modelos, presentadoras y mujeres muy bellas; porque según estos ‘intermediarios’: 'La que es prepago, es 'bruta'. Ahora son las convenientes'.

 

Las prepago pasaron de moda; la que le ponga tarifa se fregó!, afirma Kathy*, una intermediaria, que no es lo mismo que una proxeneta, sino que es aquella persona que consigue un ‘sponsor’ o ‘patrocinador’, que en la gran mayoría de los casos es un narcotraficante o ‘ejecutivo de alto riesgo’ al que le gusta tener varias ‘novias’”.

 

¿Por qué pasaron de moda las prepago?

 

Hoy en día, la que es prepago, es bruta. Para mí ya no necesitan ‘prepaguiar’; lo que necesitan es ser inteligentes. Es mejor conseguirse un ‘sponsor’, un novio, y con eso les va mejor. Porque el novio es a futuro y las prepago son para una noche. A las que dicen que prefieren poner una tarifa, así las tratan, como putas. Sí, les pueden dar desde 40 hasta 60 mil dólares por una noche, pero las tratan como mercancía. Y estos personajes se ‘mamaron’ de las prepago, les gustan las niñas bien, bonitas y que puedan ‘lucir’ y darles lo que se merezcan.

 

He tenido la fortuna de conocer a unos caballeros, y muy guapos, que son papás y por eso se portan como príncipes con estas niñas.

 

¿Verdad que el destino preferido ya no es México?

 

Ahora es Europa. México está en una situación de riesgo y ninguna quiere ir. La que va tiene que estar segura de que, a donde va, no se va a enfrentar a lo que le pasó a la modelo paisa Juliana Sossa. Allá cogieron al novio, ella estaba ahí y pagó los platos rotos. Es más, los mismos mafiosos no las llaman, no se arriesgan porque ellas ‘llevan cola’.

 

¿Qué es ‘llevar cola’?

 

Cuando ven a una mujer bonita y colombiana en el aeropuerto, en inmigración o en la ciudad, le montan la perseguidora, y ellos no se van a arriesgar. Aunque ya no piden visa, sé de muchas a las que han devuelto del aeropuerto.

 

¿Cómo es el negocio ahora?

 

La famosa que es inteligente ‘corona’. Así de sencillo. Las inteligentes no cobran. Las inteligentes se ennovian y sacan más provecho. A mí me han tocado caballeros. Nunca se han referido a estas mujeres como prepago; es más, uno me decía que, si alguien necesita patrocinios para las reinas, él las patrocinaba. Otro me decía ‘estoy dispuesto a ennoviarme con cualquiera’, y llegó a tener seis novias. A todas ‘las montaba’ absolutamente todo. Uno les pasa el WhatsApp y se las presenta por ese medio. Ellas se hablan con ellos, y si les interesa el personaje, le aceptan la invitación. Pero para eso ellas tienen sus propias reglas.

 

¿Qué reglas?

 

(Risas) Pues si el tipo tiene mala ortografía no le ‘copian’; es sinónimo de que es un ‘guiso’. Si tiene visa gringa mejor, porque saben que no tiene deudas con la justicia de los Estados Unidos y aceptan la invitación y de ahí las diferentes citas y regalos hasta ennoviarse.

 

¿Qué son si no son proxenetas?

 

Ahora ser proxeneta está muy jodido. Ahora uno se ‘apadrina’ de uno de estos personajes y le presenta todas las viejas que uno quiere y ellos le pagan a uno muy bien. Pero ya no paga ponerse a vender. Antes era tan divino; había mucho dinero. Conozco a una señora muy encopetada, de 60 años, llena de rólex y diamantes, familiar de una actriz... ¡Esa señora sí que hizo millones! Si contara quién es, más de uno quedaría en shock. Y es que estas señoras tienen la facilidad de penetrar ciertos círculos sociales que tanto les gustan a los ejecutivos de alto riesgo. Nosotros, los intermediarios, tenemos que estar muy bien relacionados.

 

¿Cómo se ‘ennovian’?

 

Un día, a un ‘sponsor’ le presenté una actriz muy famosa que estaba en pleno furor porque la novela en la que había trabajado era exitosa. Este hombre duró 15 días cortejándola y llenándola de regalos, joyas. Un día fuimos de shopping y le compró todo el kit de maletas de viaje de Louis Vuitton. Eso fue en el primer almacén, ¿se puede imaginar el resto? Un día llegó al lugar donde nos estábamos quedando y le mandó llenar de pétalos la piscina y un camino hasta la habitación donde encontró un letrero que decía: “No he dejado de pensar en ti, te deseo”; y ahí fue. Para el cumpleaños de ella nos invitó a Puerto Vallarta, a una fiesta con el más importante cantante mexicano, en un hotel cinco estrellas. Yo era nueva en esto, me daban diez mil dólares para organizar una fiesta y yo ni malicia tenía para decir que me quedaba con dos mil dólares. Gastaba todo en la fiesta. Le compró un poni a la hija. A ella, apartamento en Miami, y esa a mí no me dio ni cinco pesos.

 

Las desagradecidas

 

Kathy dice que en este negocio hay unas que quedan eternamente agradecidas porque les pagaron deudas, las trataron muy bien y lograron ahorrar, adquirir cosas y les colaboraron de paso a ellos, los intermediarios.

 

“Hay convenientes muy desagradecidas, como esta actriz a la que le dieron de todo y no me volvió a llamar. Ahora entiendo a Madame Rochy. Ella sacó a las que fueron desagradecidas con ella, porque te lo juro que la que fue agradecida con ella, no tenía por qué ponerla en esas. Pero hay unas a las que les brindas el apoyo para ayudarlas a cuadrarse con alguien y luego tú no existes; pero terminan esa relación y vuelven a agregarte y te mandan un pin diciendo que te quieren ver. Uno se da cuenta de que terminaron la relación o que le cogieron al novio. Mira, hay unas con carita de yo no fui que son terribles.

 

¿Terribles?

 

Sí, son arpías. Tengo el caso de una actriz joven, con clase, con carita de yo no fui.

 

Las Arpías

 

“Una vez, la señora esta encopetada mandó a una actriz a Venezuela. Ella salía con Varela pero no había ido a verlo a él. Este hombre se dio cuenta por el pasaporte de la actriz y le preguntó quién la había llevado a esa ‘vuelta’. A ella, para que no mataran a su intermediaria, se le ocurrió decir que había sido un señor que él mismo había mandado matar tres meses antes y que era muy conocido en el medio pues era dueño de un famoso concurso de belleza.

Este caso es más reciente, con una actriz muy joven, bonita, clasuda y con carita de yo no fui, de angelito; pero es la más perversa de todas. Le presenté a un amigo por pin, cuando se usaba, este sin conocerla le mandó 200 millones de pesos para que se operara y pagara deudas. Esta actriz tenía otro ejecutivo de alto riesgo. El primer personaje, además de los 200, le compró un palco para ver a David Guetta. Ella me invitó para que fuéramos; no quise porque no me gustan esas fiestas.

 

Cuando de pronto mi amigo me llamó y me dijo: “¿Sí sabes que ella tiene otro novio y estaba con él en el palco que yo le compré? ¿Tú tienes algo que ver con eso? Le dije a mi padrino ‘¡cómo se te ocurre!’. Me dijo “le regalé además 200 millones de pesos”. Duré tres días con nervios. Este señor le puso cuatro personas en la puerta del edificio, les pagó a los celadores, y ni así la pudieron agarrar. Se fue para Argentina a esconderse. Después supe que le ‘jalaba’ a la santería. Y fue tan de buenas que agarraron al hombre y la actriz se salvó”.

 

¿Qué tantas famosas?

 

¡Uffff! Es lo que más hay. Cuando les propongo, me sorprendo. Una vez fui a la casa de una famosa muy seria ella y le hablé de cómo era el cuento y me respondió que sí. ”Por la plata baila el perro”. Es que los valores existen para no robar, no matar, pero si te regalan una joya de 100 mil dólares...

 

¿Cómo se identifica a una actriz ‘conveniente’?

 

Una actriz que gane 15 millones de pesos colombianos mensuales de dónde va a sacar para una camioneta Porsche o una Range Rover, para joyas costosísimas y carteras originales, para estar vestida con ropa costosísima... A unas les gusta la ‘lobería’, y no es que sean lobas, sino que les gusta ostentar. Hagamos la cuenta: pagan arriendo, las cosas de la casa, servicios... les vienen quedando cinco o seis millones... ¿Para andar en una camioneta de 300 millones de pesos?

 

Otras manejan bajo perfil, son más inteligentes y no les interesa el lujo; les interesa la plata, la guardan o compran propiedades.

 

Glosario

 

Ejecutivos de alto riesgo: narcotraficantes.

Convenientes: dicen que no son prepago, pero que buscan narcos para que las llenen de regalos, ennoviarse y que les hagan la vida fácil.

Intermediarios: dicen que no son proxenetas, que son personas que se dedican a presentarles bellas y famosas a sus amigos narcos.

Llevar cola: Las prepago o convenientes que ponen en riesgo la libertad de los narcotraficantes por generar sospechas o ser la carnada que hace que la Policía llegue a ellos.

Prepago: dicen que no son prostitutas, pero sí comparten el mismo oficio. Es la mujer bonita, inclusive famosa, que cobra por sus servicios sexuales. La gran mayoría a narcotraficantes.

Enredar: Es el trabajo del intermediario. Se hace amigo de los narcos y les hace el contacto con las mujeres que les interesan.

Please login to comment on this blog