¿Qué es una Escort? Todos los detalles que no conoces

¿Qué es una Escort? Todos los detalles que no conoces

Un o una escort es una persona que actúa como acompañante remunerado, es decir. Alguien a quien un cliente paga por acudir con él o ella a reuniones de negocios, fiesta, viajes, etc. La contratación puede incluir o no sexo.

Son consideradas damas de alto nivel o standing, pero en realidad eso no es todo. En este post vas a aprender todo lo que nunca imaginaste sobre estas damas que practican el oficio más antiguo del planeta.

Empecemos por.


¿De dónde proviene la palabra Escort?

 

El término escort proviene del italiano ‘scorta’ (cuyo significado es ‘acompañamiento’) y éste desde el latín ‘scorgere’ (guía). Nos llega al castellano a través del inglés (escrito también escort) habiendo pasado antes por el francés medieval ‘escorte’.

Se creó, para definir al grupo de mujeres que solicitaban los hombres de las más altas esferas sociales. Ya que estos buscaban a las mismas para que sirvieran de acompañantes y guías en eventos sociales de gran importancia.

Todo deriva de la competencia entre estos hombres poderosos, por poder levantar su ego y sentirse elogiado de sus pares. Al verlo acompañado de una mujer hermosa, y con la cual se podía conversar sobre los temas de dicho evento.

Lo principal es la belleza, y si la misma es acompañada de inteligencia y estudios superiores comprobados, aumentaba el valor del servicio. Ya que para este tiempo el tema sexual se daba bajo el consentimiento y no estaba incluido en el contrato del servicio.

escort

Pero como seria la función en sí, en un evento social.

 

Los clientes que buscan este tipo de servicios dirán a la agencia cuáles son sus intenciones.

 Especifican el tipo de mujer que buscan para ese papel. El cliente puede citarse con la chica antes para evaluar su nivel de inteligencia. Involucra su educación, sus maneras, su discurso y su habilidad para simular, además de juzgar su apariencia. Les preguntan sobre su pasado, su pasado ficticio y su relación fingida, con el fin de llevar a buen término la farsa.

Después de planear y ensayar, viene el proceso del desempeño de la escort en el evento al cual se asistirá. Todo con el fin de dar una impresión magnifica de la belleza y educación de la dama que acompaña al cliente.

Al pasar el tiempo, ya no se buscaba solo esta actuación para dar buenas impresiones de éxito y buen gusto. Si no que se fue haciendo más común que el acto sexual estuviera incluido en el servicio.

 Actualmente, siguen existiendo damas apegadas a la tradición. En las que solo acompañan al cliente y que, para poder llegar al sexo, tienen que ser conquistadas por los mismos.

 Aunque hay más mujeres escort que hombres, este fenómeno ha traspasado las fronteras de género, y existen muchos escorts masculinos, transgénero o de género no binario.

 

Por ejemplo, Japón fue uno de los países pioneros en el auge de los escort masculinos.


El documental The Great Happiness Space: Tale of an Osaka Love Thief, rodado y dirigido por Jake Clennell en 2006, reflejaba el auge de este fenómeno en Japón.

 Muchas jóvenes niponas comenzaron a acudir a locales glamurosos y pagan cientos de dólares por pasar un buen rato con un chico que las complace, en la versión masculina y moderna de la tradicional geisha.

 Y si ya sabemos que se les paga por sexo, ¿por qué no llamarse prostituta?

 

¿Cuál es la diferencia entre una Escort con una Prostituta?

Podemos decir que solo marketing, pero hay un tema social que se extiende en la diferencia de estas dos palabras.

 La prostitución a pesar de ser uno de los oficios más antiguos del mundo, en el cual se usa como herramienta el cuerpo para satisfacer sexualmente a otro y recibir un pago por esta acción, no es legal en todos los países.

 Al ser un oficio clandestino y peligroso, donde estar en las calles a altas horas de la noche esperando un cliente, y en muchos casos estar bajo el mando de algún proxeneta que se dedique a la trata de blancas y la explotación sexual.

 También es un oficio que degrada a la mujer socialmente y estigmatiza su moral.

 El ejercicio de la prostitución en muchos casos se asocia a traumas y un desarrollo infantil en un ambiente toxico, como a la pobreza y la adicción a las drogas y el alcohol.

 

Algunos datos sobre la prostitución

Existe mucha controversia en torno a las personas que se dedican a ser acompañantes, especialmente cuando hay sexo de por medio, a cambio de dinero. Pero no es únicamente una inquietud moral.

 Hay una preocupación social creciente por las personas que se dedican a esta actividad, dado que está relacionada con la trata de personas, es decir, la esclavitud. Según la ONU, el 15 % de las personas está ejerciendo la prostitución en Europa son víctimas de trata, una cifra importante que debe ser combatida para garantizar los derechos humanos.

 A este respecto, la situación podría ser aún más grave pues, según el informe Trata de personas hacia Europa con fines de explotación sexual, solo se conocen 1 de cada 20 casos de esclavitud sexual (la mayoría mujeres, niñas y niños).

 Pero eso también significa que habría un 85 % de personas que ejercerían la prostitución en condiciones voluntarias; no obstante, los sociólogos recomiendan analizar el contexto socioeconómico, dado que, en ocasiones, muchas mujeres se ven ‘empujadas’ a recurrir a esta actividad como recurso de emergencia.

 Las escort, tal y como están definidas, no entrarían dentro de esta categoría, ya que suelen ser personas con altos ingresos, que establecen las condiciones de sus intercambios sexuales con comodidad.

 Pero calcular el porcentaje de escort o ‘prostitutas de lujo’ es también complicado, porque no existen estadísticas fiables, en la medida en que es una práctica que queda relegada al ámbito privado (no existe un registro de personas que se dedican a esta actividad)

 Teniendo todos estos factores podemos decir, que la diferencia entre una estas mujeres y una prostituta es solo de clases sociales. La prostituta opera en las sombras y en los bajos estratos sociales. Mientras que las otras se codean con los hombres de la alta sociedad y la clase media pujante.

 

La escort en Chile

Podemos decir que las escorts chilenas, cumplen perfectamente todas las características estipuladas en este post.

 La mayoría atiende en comunas de clase alta. En Santiago el gran volumen de estas damas se encuentra en Providencia, Las Condes y Vitacura. Son mujeres con servicios que van desde los $100.000 por hora, hasta millones por un viaje de fin de semana.

 Muchas de ellas son estudiantes universitarias o ya tienen estudios de grado completos. Estas profesionales optan por una vida de glamour, mucho tiempo libre y muy altos ingresos.

 Por lo cual se escapan completamente de tener el estereotipo de prostituta.

Please login to comment on this blog