Cómo triunfar en el mundo del acompañamiento

Cómo triunfar en el mundo del acompañamiento

El mundo de la noche y las altas esferas de la sociedad es un ámbito que requiere, sobre todo, mucha discreción. Quienes se mueven en esos ambientes conocen perfectamente que los servicios de acompañamiento están a la orden del día. Chicas y chicos cuya dedicación es servir como acompañamiento a bolsillos acaudalados que necesitan mantener una buena imagen en la sociedad.

Las escorts, que es así como se conoce a estas profesionales, ojo, existen también escorts masculinos, pueden llegar hasta este oficio a través de diferentes caminos, pero la realidad es que las características que definen a una buena profesional son parecidas en todos los casos.


La discreción y la buena imagen, aspecto clave


Una de estas características imprescindibles es el carácter discreto y la confidencialidad en el trabajo. La discreción se mide no solo en la relación personal, sino también en no filtrar datos de los clientes, pues se pueden poner en entredicho importantes carreras profesionales.


Un segundo elemento que diferencia a estas profesionales de otros servicios parecidos es la buena imagen. A menudo se suelen comparar los servicios que prestan las escorts con la prostitución, cuando no son exactamente lo mismo.


Los servicios de una escort van más allá de servicios sexuales, hasta el punto de que el sexo no siempre forma parte de las tareas de una escort, sino que su cometido va más encaminado hacia acompañar a sus clientes en eventos sociales, reuniones, viajes, etc.


Al tratarse de un servicio que, aunque requiere discreción, va a permitir a cliente y trabajadora entrar en contacto con otras personas, resulta vital que la profesional comprenda ciertas reglas de protocolo, sepa comportarse en público, mostrar una buena imagen y resultar interesante en esos círculos sociales.


Esto último explica por qué tantas escorts tienen un alto nivel de formación y dominan aspectos como las relaciones sociales, el protocolo, la imagen, los idiomas… Para muchas chicas, e insistimos, chicos también, esta profesión puede suponer un trampolín para su carrera: el mundo de la moda, el espectáculo, los negocios, la comunicación…


Esto no impide, sin embargo, que muchas de estas chicas sí incluyan los servicios sexuales como parte de sus tareas. Solo dejamos caer que la profesión de escort va más allá que los servicios que puede prestar alguien que se dedica a la prostitución.


Como la seriedad y la confidencialidad es uno de los aspectos más apreciados en esta profesión, Escort Girls ofrece la máxima profesionalidad y discreciónlas escorts de Chile más elegantes y exclusivas, desde su web podemos consultar más información sobre todos los servicios de esta pagina web haren en Chile


Los consejos para desempeñarse como una buena profesional en este oficio


Una vez conocida en términos generales en qué consiste esta profesión es buen momento para anunciar algunos consejos de mucha utilidad para quien se inicia en este mundo. El primero de ellos es que no es una profesión que haya que ir anunciando a bombo y platillo, y no por sentir reparo de ella, sino por la discreción que obliga el propio oficio,

En muchos casos, quienes desempeñan tareas como escorts llevan a menudo una doble vida, intentando separar la vida profesional de la vida personal, incluso teniendo varias “vidas profesionales”. De algún modo, como ya anunciamos, esta actividad es utilizada en ocasiones como trampolín.


Una tercera recomendación es tener siempre los pies sobre el suelo. En reglas generales, ejercer como escort ofrece la oportunidad de ganar mucho dinero, pero eso no debe nublar la vista y comenzar a vivir por encima de las posibilidades.


El trabajo como escort es un trabajo que requiere mucha inversión: imagen personal, formación, moverse en ciertos círculos sociales. Todo esto obliga a tener las ideas bastante claras, y sin cierto nivel de madurez, iniciarse en esta profesión puede ser toda una bomba de relojería.


Las escorts pueden trabajar de manera independiente o a través de una agencia. Ambas fórmulas tienen sus puntos positivos y negativos. En el caso de las agencias, por ejemplo, prestan un asesoramiento que es muy útil cuando se está iniciando esta actividad. Trabajar como escort independiente es la elección de muchas chicas cuando alcanzan un cierto nivel en la profesión, tanto a nivel económico como en lo referido a clientes.


Please login to comment on this blog