Diario de una Escort

Diario de una Escort

Capitulo uno: "El comienzo"



"Mi nombre es Helen, nací en Caracas y tengo 29 años actualmente." Así comenzó esta entrevista cara a cara con uno de los socios de Haren, el cual se comunico con ella para consultarle si le gustaría narrar su historia. Ella accedió a esta idea y nos relató por tres horas su carrera como Escort, la vamos a dividir en tres capítulos y aquí dejamos “el comienzo”.

Mi nombre es Helen, nací en Caracas y tengo 29 años actualmente. La primera vez que trabaje como prostituta, escort o dama de compañía fue hace 11 años, jamás lo olvidare. En ese entonces estudiaba comunicación social en una de las universidades más conocidas de Caracas, estaba en tercer semestre y de verdad mi vida era muy normal, la vida de cualquier joven universitaria de familia de clase media con una infancia muy común.

En el primer semestre al entrar a la universidad, me hice muy amiga de Olga, una chica muy extrovertida. Veíamos clases de redacción juntas, comenzamos a salir después de la universidad ella siempre me invitaba a muy buenas fiestas y donde había personas de buena capacidad económica, de hecho, ella siempre estaba con ropa y accesorios nuevos, recuerdo que ella tenía un Chevrolet z24 que con el llamábamos mucho la atención las dos juntas. ¿Por qué les hablo de Olga ya van a ver?

Al poco tiempo sentí que teníamos muchísima confianza, me llamaba la atención saber a que se dedicaba y como podía estar tan conectada para ir siempre a fiestas tan importantes. Un día le pregunte si trabaja o que hacia aparte. Me dijo que no trabaja, que salía con un señor maduro que le pagaba todo lo que quería, se empezó a reír y me cambio el tema. Yo seguí en mi vida y mi rutina de estudios y fiestas. A el mes me comió la curiosidad y le pregunte como conoció a ese señor, me contestó que tenia un grupo de amigas que conocían a varios dueños de empresas y que si quería fuera a una fiesta con ella y sus amigas para presentarme a uno de ellos. Obvio dije sí.

Llego el día de la fiesta, me pasaron buscando por mi casa y por un momento me sentí la menos bonita, todas estaban muy bellas, y yo no soy nada fea jajaja. Fuimos a un restaurant muy conocido donde en la noche también hay música en vivo. Estuve conversando con sus amigas y todas eran muy simpáticas, como a la hora llegaron cuatro caballeros de traje, se notaba que tenían mucho dinero. La saludaron y me presentaron, todo normal entre tragos y baile. Jamás pensé que pasaría lo que iba a pasar. Uno de los caballeros se me acerca y me dice al oído si yo cobraba más o lo mismo que mis amigas. Yo no soy tonta, ya sospechaba que Olga era puta pero como nunca me lo dijo puse en duda el tema. Por lo cual no me sorprendí, le seguí el juego y le dije yo soy la mas cara de todas dime tu un precio, voy al baño y cuando regrese espero que hayas pensado bien el monto.

Por supuesto llevo casi a rastras a Olga al baño y le dije que bolas tenía, como me iba a meter en eso, si ella era puta no tenia por que hacerme pasar por puta a mí. Ella solio se reía y me decía, pero tu sabes que no hago nada como voy a tener todo lo que tengo. Le dije está bien, pero porque me metes a mí, me dijo que ella me invito a conocer un hombre de dinero y yo le dije que sí, pero que eso no la obliga a que haga algo que es mi decisión, y me pregunto que me habían dicho para molestarme tanto. Le dije ósea me trato como prostituta que, si cobro más o igual a ustedes, ella soltó una carcajada y me contesto yo cobro 500.000 Bs (eso era como unos 200 dólares en ese tiempo), yo no lo podía creer eso era lo que costaba el semestre de mi universidad.

Sinceramente ese día no hice nada, estaba muy molesta y a los cinco minutos salí, me monté en un taxi y me fui a mi casa. Dure como dos semanas sin hablarle a Olga, pero en la cabeza me daba vueltas todos los días que le pagaran tanto por tener sexo, y que los hombres de esa fiesta ninguno era feo, yo lo hubiera hecho gratis si no me pregunta lo que pregunto.

A las dos semanas busque a Olga y le pregunte si era verdad que pagaban tanto y que es lo que hacían, me dijo si eso es lo que pagan por una hora y de hacer eres tonta o nunca has tenido sexo. Le dije que si todavía podía que de verdad el dinero por sexo me llamaba mucho la atención. Me dijo si, pero deja de decir que somos putas y que no se lo contara a nadie.

Ella se comunico con el hombre que me había hecho la pregunta, y le dijo que cobrara el doble que ellas. El le dijo que el jueves me pasaba buscando. Yo no lo podía creer iba a ganar tanto dinero por sexo, y tampoco creía que ahora era un Escort. Llego el día, la verdad no la pase ni mal ni bien. Nunca olvidare ese día, me busco me llevo a un hotel en los Ruices y al entrar a la habitación me dio todo el dinero en efectivo. Fui al baño me quede en ropa interior y creo que no paso ni media hora, cuando ya me dijo que se tenía que ir y me tenia que llevar. Tanto dinero en tan poco tiempo, eso fue lo que me engancho en esta vida.


Hasta aquí la primera parte, les prometemos que la segunda es muy buena.

Please login to comment on this blog