Squirting -  Algunas escort lo llegan a tener

Squirting - Algunas escort lo llegan a tener

El Squirting es una realidad, aunque también una gran desconocida. Hasta hace poco era algo que sólo se atribuía a las reinas del porno pero lo cierto es que las mujeres pueden eyacular simultáneamente o no al orgasmo. También se ha especulado mucho con la posibilidad de que sólo fuera orina, pero la eyaculación no tiene la misma apariencia, olor, ni propiedades químicas. Aunque nosotros tenemos mucho que conocer todavía acerca de ella en otras culturas la eyaculación femenina tiene una gran importancia social, vamos a conocer sus secretos.

 

¿Qué es la eyaculación?

Eyacular no es algo exclusivo de los hombres, el problema es que no nos han explicado qué es y cómo llegar a conseguirla, por mucho tiempo la ciencia ha obviado la existencia de la próstata femenina, las glándulas de Skene situadas junto al Punto G.

 

Pero ¿Por qué no se la ha dado la importancia que merece?

Al igual que el clítoris las glándulas de Skene no tienen ninguna función reproductiva, sólo nos proporcionan placer, por este motivo siempre se consideró algo secundario, incluso fue censurado, no se investigó hasta hace relativamente poco tiempo.

 

Al estimular y presionar esta zona se produce el squirting, es la expulsión de un líquido transparente que no es flujo vaginal ni orina, cuya cantidad es variable (desde 4 ml hasta 1 litro) y no posee ningún olor particular ni sabor. Este líquido sale desde la uretra, con más o menos fuerza, y se suele dar simultáneamente al orgasmo, aunque puede producirse de forma independiente.

 

El fluido de la eyaculación femenina contiene antígeno prostático específico (PSA), que hasta ese momento solo se había encontrado en el hombre. Otro de los componentes químicos a destacar es la fosfatasa ácida, también se comparten siempre elementos de la orina en cualquier relación sexual, tanto en los fluidos del hombre como en los de la mujer, se mezclan con los restos de orina que hay en la uretra.

 

Las diferencias con el semen en contenido son muy notables, el líquido seminal es muy rico en zinc, fructosa y albúmina, elementos que no están presentes en el fluido femenino, que por supuesto tampoco contiene espermatozoides.

 

¿Qué hay que hacer para conseguirla?

Influirán varios factores, por un lado, la parte biológica, es decir, lo desarrolladas que tenga la mujer las glándulas de Skene como comentábamos anteriormente, por otra parte, la habilidad para estimular el punto G, su estimulación será una fuente de intenso placer sexual para la mujer y está directamente relacionada con su eyaculación. Aunque la estimulación del clítoris o del cuello uterino también pueden influir es sin duda el punto G, un área de unos 5 a 8 centímetros dentro de la vagina, el que está más involucrado en este proceso.

 

La próstata femenina está en la pared frontal (hacia el ombligo, no la espalda) y, a veces, se siente un poco más áspero o con una textura como de carne circundante. Para poder estimular esta zona podemos utilizar algunas técnicas como pedir a la pareja que introduzca sus dedos con un movimiento de “ven aquí”, realizando movimientos que estimulen esta pared frontal, también puede funcionar utilizar juguetes sexuales que sean marcadamente angulares para facilitar el acceso a esta zona.

 

¿Es mejor el orgasmo con eyaculación?

No necesariamente, la intensidad del orgasmo variará en función de diferentes factores. El hecho de que se dé la eyaculación o no es independiente al placer experimentado en el momento del orgasmo de la mujer, que tendrá más que ver con la excitación alcanzada y con factores psicológicos.

 

No debemos olvidar que el placer sexual no lo dan sólo el orgasmo o la eyaculación, muchas veces la sociedad nos impone metas sexuales por las que algunas veces llegamos a obsesionarnos y olvidamos lo más importante, disfrutar.

Please login to comment on this blog