Escort Japonesa

Escort Japonesa

Los latinos siempre hemos tenido la curiosidad de conocer cómo son las asiáticas en la cama y como se las gastan para hacerte un buen francés, o bien jugar un rato a juegos y fantasías eróticas.

 

El lejano oriente y sus misterios siempre han alimentado la imaginación de los occidentales. Culturas y mundos absolutamente diferentes, encuentran un punto más que marca la diferencia en el sector de la prostitución.

 

No es lo mismo ser puta en Chile que en Japón, y tampoco ser cliente en Santiago o en la capital del país del sol naciente. Veamos qué curiosidades alberga este lejano reino aparte de que los hombres parecen todos clones, y que todas las mujeres son sexualmente muy activas y pasionales, aunque no lo parezca.

 

Todos los países no tienen la misma escala de valores, y por eso no tienen siempre la misma vara para medir la sexualidad, o si más no la exposición de esta. Por suerte en nuestro país no lo tenemos tan difícil para encontrar a una chica japonesa y gozar del buen sexo.

 

Pero no todo es gloria bendita para unos y algo más retraído para otros, es por eso por lo que en este post repasamos algunas de sus luces y sombras y en especial, la más interesante para nosotros: las escorts japonesas en Santiago.

 

El sueño de todo varón

El sueño de todo varón es que una belleza de mujer lo viva para complacerlo y no solo en el plano sexual sino también en el personal, acompañarlo, entretenerlo, hacerle pasar un buen rato. Pues demos la razón a los orientales, han conseguido lo que deseaban, y para gracia de los demás hombres del mundo, las escort japonesas en Santiago han venido para quedarse y ser como una brisa de aire fresco en la industria del sexo por dinero.

 

Las escorts japonesas son capaces de aportar algo nuevo al francés de toda la vida. A pesar de no ser muchas ya han cosechado fama de hermosas y delicadas, amantes súper complacientes e impresionantes en la cama, así que siguen teniendo esa esencia de geisha, pero más sexual y excitante que una simple alabanza ¡Estas te cogen la minga!

 

El culto al hombre y las escorts japonesas

Del concepto de las geishas, es un primer principio que se conoce en la servidumbre de las mujeres hacia los hombres, pero no es como tal como se conocen a las lumis del país nipon en otros países.

 

Las escort japonesas en Santiago son profesionales que provienen de un país en el que ser prostituta significa mucho más que ser una puta o una señorita acompañante. Si una escort chilena ofrece el mejor sexo y compañía, una escort japonesa en Santiago ofrece la esencia de las geishas que en resumen es dedicarse en cuerpo y alma a entretener al hombre. Desde un punto de vista occidental, podríamos otorgarle el premio al machismo más absoluto, sin embargo, la visión que tiene una geisha de su oficio es muy distinta.

 

Saber de literatura, ser capaz de hablar otros idiomas, tener un elevado nivel de conocimientos de letras y ciencias, dominar el arte de la música, tocar instrumentos y cantar agradablemente, beber alcohol y no perder la compostura y, no nos engañemos, también follar como una perra; estas son algunas de las grandes virtudes que deben tener las geishas si es que quieren ejercer como tales, además de contar chistes buenos, reír todas las gracias de los clientes y ser tremendamente bellas. ¡Casi nada! En definitiva, esto era la esencia de una buena geisha.

Please login to comment on this blog