Como dar un masaje vaginal a una escort

Como dar un masaje vaginal a una escort

Tips de infarto para dar un masaje vaginal a tu escort que la deje loca de placer

En el post de hoy te vamos a dar las pautas para que puedas dar un masaje vaginal a una escort en Santiago, a tu pareja o a cualquier chica con la que pases un encuentro ocasional, que te garantizamos que la dejará loca y le hará gritar de placer.

 

Porque no hay duda de que la penetración, el sexo oral o la estimulación a través de juguetes sexuales no están nada mal, pero a veces a las mujeres nos apetece probar cosas nuevas que nos permitan explorar nuestro cuerpo y descubrir nuevos placeres, algo que sin duda conseguimos con una buen masaje en la vagina.

 

Pero como sabemos que es muy probable que nunca lo hayas practicado y que ni siquiera sepas por dónde empezar, a continuación, te vamos a dar los tips para dar un masaje erótico vaginal con el que el éxtasis estará garantizado. ¡Toma nota!

 

¿Qué es un masaje erótico vaginal?

 

Lejos de lo que puedas pensar, un masaje vaginal no es un masaje con final feliz ni un eufemismo para la masturbación, sino un masaje relajante como cualquier otro, pero que se da alrededor de la zona de la vagina. Y sí, proporciona mucho pero que mucho placer.

 

La clave de un masaje en la vagina está en que permite obtener placer de una forma diferente a las que estamos acostumbradas, redescubriendo el potencial erótico del área genital, pero sin tener que estimularla directamente.

 

Una vez adquieras la técnica y sepas masajear la vagina correctamente, lograrás que la escort o tu chica alcance el orgasmo de una manera que nunca habías visto. Eso sí, prepárate porque una vez lo pruebe siempre te lo va a pedir.

 

¿Cómo hacer masajes en la vagina?

 

Para conseguir dar placer y llegar al orgasmo con un masaje vaginal, lo primero que debes hacer es calentarte las manos con agua caliente o con algún gel efecto calor. De esta forma, el contacto con la zona vaginal será muy placentero y no provocarás un cambio brusco de temperatura.

 

Una vez te pongas manos a la obra, comienza recorriendo la zona de alrededor de la vagina con las yemas de tus dedos, de forma suave y con movimientos circulares.

 

Lo ideal es comenzar poco a poco por el hueso del pubis, y después ya pasar primero a los labios mayores, y en segundo lugar a los labios menores, finalizando alrededor del clítoris. Seguro que te estás calentando solo de pensarlo.

 

Es muy importante que evites los movimientos acelerados o bruscos, ya que de lo contrario no conseguirás relajar los músculos de la zona. Es importante que lo tengas en cuenta, ya que tu nivel de excitación será tal que te resultará complicado contenerte.

 

Beneficios de un masaje vaginal

Los beneficios de un masaje vaginal son muchos, comenzando porque se trata de una técnica muy placentera, diferente a las que utilizamos habitualmente, con la que se puede lograr espectaculares orgasmos sin necesidad de penetración.

 

Con un masaje erótico vaginal podrás escapar de la rutina y probar cosas nuevas, lo que es ideal para no caer en la monotonía ni en el aburrimiento, que es una de las cosas más peligrosas en cuanto a sexo se refiere.

 

Además, al masajear el área genital incrementa el flujo sanguíneo de la pelvis, aumentando la sensibilidad de la zona, la excitación, la lubricación y consiguiendo mejores orgasmos.

 

Toma nota y comienza a practicar el masaje vaginal. Nos lo agradecerás.

Please login to comment on this blog